¿TU PERRO PASA DEMASIADO TIEMPO SOLO? 6 síntomas que lo confirman


Nuestro perro requiere de nuestra atención. Tener una mascota supone tener a alguien a nuestro cargo. Su felicidad y bienestar depende de nosotros y de cómo lo cuidemos. Debes de preocuparse si tu perro pasa demasiado tiempo solo.

Si tu perro pasa demasiado tiempo solo en casa, puede derivar en serios problemas. Hay que tener mucho cuidado y delicadeza con cómo nos relacionamos con él para no dañarle. Podemos detectar los síntomas cuando observamos ciertas conductas compulsivas en nuestro peludo o cuando su energía se ve afectada y anda cabizbajo.

Lo bueno es que existen servicios para perros para ayudarte en el día a día y acompañarlo cuando trabajas para que no pase tantas horas solo. Descubre nuestra guardería para perros, y evita estos síntomas.

1. Dañarse a sí mismo

perro pasa demasiado tiempo solo

Si nuestro peludo está falto de cariño puede llegar a autolesionarse, mordisqueándose  las patas, dañándose la cola o lamiéndose y rascándose de manera reiterativa. Hay que tener muchísima precaución ya que no podemos permitir que nuestro can sufra de esta manera. Estos son síntomas que nos alertan de que tu perro pasa demasiado tiempo solo en casa.

2. Ladridos o aullidos constantes

perro pasa demasiado tiempo solo

La ansiedad y el estrés derivan en una creación de “universo paralelo” en el que debido a la soledad comiencen a ladrar a la nada o a aullar con fuerza sin ninguna razón. No hay que creerse leyendas sobre que si ven fantasmas o el más allá: estaríamos obviando un problema psicológico de nuestro perro. Hay que tratar de educar y corregir este tipo de conducta.

[maxbutton id=»2″ url=»http://www.snau.es/promo/guarderia?utm_source=social&utm_medium=blog&utm_content=enlace-en-post» text=»¡Puedes solucionarlo!» ]

3. Dolencias psicológicas

perro pasa demasiado tiempo solo

Los perros, aunque a algunos les cueste admitirlo, se parecen muchísimo a nosotros. Pueden padecer ansiedad, depresión o estrés. Por eso insistimos tanto en este asunto. No podemos permitir que nuestro perrito llegue a tales límites, debemos de reducir el número de horas de soledad diarias en la medida de lo posible.

Esto puede notarse en los cambios en su movilidad. Ciertas conductas compulsivas son: perseguir su propia cola dando vueltas sobre sí mismos o quedarse inmóviles. Además también van de un lado a otro sin motivo aparente. Es preocupante cuando persiguen los reflejos que hacen las luces (si es algo repetitivo) o si se alejan de nosotros de manera repentina.

4. Dolencias físicas

perro pasa demasiado tiempo solo

Por todo lo mencionado anteriormente, nuestro peludo puede acabar teniendo difíciles dolencias físicas. Igual que los humanos, con la depresión vienen de la mano numerosos problemas físicos de mal estar e incomodidad que se suman a los psicológicos.

5. Ansiedad y estrés

perro pasa demasiado tiempo solo

Si tu perro sufre de ansiedad o estrés hay distintas conductas y hábitos con los que poder diagnosticarlo. La soledad puede derivar en mordisquear los sofás o arañarlos, o cualquier otro mueble de la casa. Los llantos, los ladridos, las llamadas de atención. Los peludos, como los bebés, al no poder hablar se comunican manifestando sus sentimientos mediante actos o sonidos. No hay que dejarlos pasar, pues son síntoma de que algo pasa.

Esto es altamente peligroso, pues puede llegar a tomar una sustancia o producto nocivo y mortal para su salud. No sólo son productos de limpieza, sino ciertos materiales de construcción como el yeso de las paredes.

6. Depresión

perro pasa demasiado tiempo solo

La depresión siempre suele tener un origen claro. Uno de los más frecuentes es la soledad. Hay que estar alerta porque a veces la depresión puede confundirse con aburrimiento o cansancio. Si tu perro pasa demasiado tiempo solo en casa puede dejar de interactuar con otros perros o tener cambios en el apetito.

Por todo esto es fundamental tener vías que solucionen dicho problema. Hay veces que por temas de trabajo u otros asuntos no podemos dedicar a nuestro perro todo el tiempo que se merece. Pero tranquilos: hay solución. Al igual que hay guarderías para los niños, existen las guarderías para perros. ¡Ellos agradecerán tener compañía perruna y humana durante el día!