TU PERRO SABE RECONOCER TU ESTADO DE ÁNIMO con tan solo mirarte


perro con chica

Los peludos saben interpretar los estados de humor de los humanos y de otros perros, según han demostrado 2 estudios científicos.

Los perros pueden interpretar el estado de ánimo de los humanos a través de la observación y de los sonidos que asocian a cada sentimiento. De la misma manera, pueden identificar sentimientos también en otros perros. Esta es la conclusión de dos estudios realizados a la vez en Estados Unidos y Finlandia.

Ambas investigaciones certifican que los perros saben interpretar los sentimientos humanos. Los estudios también señalan que los animales no solo perciben las emociones de los humanos, sino que también adaptan su comportamiento a esos sentimientos.

La intención de consolar si detectan tristeza o la de huir si sienten ira en su interlocutor está ligada a su capacidad de interpretar las emociones. Las investigaciones explican que los perros pueden identificar distintos tipos de expresión facial, especialmente las que representan una amenaza.

Además, los investigadores señalan que estos animales refuerzan sus interpretaciones apoyándose en sonidos. De esta manera, un grito junto a una expresión de ira hace que el perro asocie ese sonido con ese sentimiento.

Reaccionan a los sentimientos que perciben

Las investigaciones señalan que los perros son muy buenos a la hora de leer y responder al lenguaje corporal humano. Además, son capaces de deducir que acciones va a llegar a cabo una persona según sus emociones.

Los expertos sugieren que los perros han evolucionado a la hora de utilizar a sus compañeros humanos como sistemas de apoyo social en situaciones desconocidas. De esta forma, se puede entender que la identificación de las señales emocionales humanas es una adición significativa a esta habilidad.

Según explican los investigadores, los perros son también propensos a aprender cómo reaccionar ante determinados sonidos y expresiones faciales de sus propietarios/as para ser tratados de una manera determinada. Es decir, la «cara de culpabilidad» de un perro cuando su dueño/a le regaña es una forma de reaccionar a los sentimientos humanos que el animal sabe que apaciguaran a su humano/a.

Aun así, los expertos señalan que este comportamiento aprendido debería ser objeto de estudio en el futuro. Por el momento, estos trabajos reconocen que los perros poseen las habilidades de interpretar las emociones humanos y actuar en consecuencia.

¿Quieres aprender a entender mejor el lenguaje de tu perro? Clic aquí.