EL COMPORTAMIENTO DE TU PERRO: ¿Le entiendes a través de sus orejas, ojos, cola y boca?


El lenguaje no verbal es la principal manera que tienen nuestros perretes de comunicarse, tanto con nosotros como con otros peludos. Pero ¿entendemos todo lo que nos quieren decir? Te damos las claves para entender el comportamiento de tu perro.

comportamiento de tu perro

Si eres nuevo en el mundo de los perros te habrás dado cuenta de que tu peludo te intenta transmitir muchos mensajes a través de su lenguaje corporal. Es muy importante comprender su actitud y movimientos para poder coexistir y convivir con él felizmente.

Interpretando sus movimientos, sonidos, comportamientos o vivencias podemos entender el lenguaje de un perrete. Su lenguaje varía también según su carácter y su crianza. Entendiendo su lenguaje corporal podemos saber cuál es el estado emocional de nuestro compañero.

LA BOCA

comportamiento de tu perro

Cuando tu perrete está relajado tendrá la boca relajada, sin tension bucal o facial, las esquinas pueden verse ligeramente levantadas hacia arriba. Si se encuentra temeroso o tenso tendrá la boca cerrada, atrayendo sus labios hacia atrás en las esquinas.

Para entender el comportamiento de tu perro, debes saber que como signo de estrés puede jadear cerrando la boca de repente, o incluso en casos extremos llegando a babear. El bostezo y lamerse los labios también pueden ser un signo temprano de estrés.

Al emitir una advertencia física, puede arrugar la parte superior del hocico, tirando de los labios hacia arriba para mostrar los dientes. Algunos perretes sonríen mostrando sumisión, mostrando los dientes delanteros, pero de manera simpática.

Los dientes no siempre son signo de agresión y por ello es importante considerar todo el cuerpo y el contexto para entender lo que dice un perro.

LA COLA

comportamiento de tu perro

Se podría decir que ésta es la parte más expresiva de los perretes, prácticamente cada movimiento quiere decir algo, ya sea dirigido a nosotros o a otros perros. El movimiento de cola favorece la emanación del olor de las feromonas que nuestros animales tienen en las glándulas anales, otra de las grandes vías de comunicación perruna.

Para leer a nuestro peludo, debemos considerar la posición de la base de la cola además de cómo la está moviendo. Cuando se encuentra relajado tiene la cola en una posición neutral, extendiéndose hacia fuera de la espina dorsal, o quizá debajo del nivel de la misma.

A medida que se vuelve más excitado o emocionado, la cola se eleva por encima del nivel de la columna vertebral. Si se muestra excitado, también se puede elevar por encima de la columna.

Asimismo, podría moverla de lado a lado en movimientos cortos y rápidos, a medida que se pone más nervioso. Un perrete temeroso meterá la cola entre sus patas traseras, aunque podría mantenerla rígida contra el vientre, o agitarla rápidamente.

LAS OREJAS

comportamiento de tu perro

Importantísimas también para entender el comportamiento de tu perro. No todos los perros tienen el mismo tipo de orejas, en algunos puede ser más dificultoso entender sus movimientos.

Si están erectas e inclinadas un poco hacia adelante, tu peludo seguramente está prestando atención o estudiando una nueva situación. Si está muy interesado en el tema, además ladeará su cabeza hacia ambos lados de esa manera tan tan mona que hace que se nos caiga la baba.

Cuando la posición anterior es acompañada de un rabo totalmente levantado, una pose con el pecho salido, el hocico cerrado y la cabeza erguida y también echada hacia adelante, puede tratarse de una señal de dominancia. Las orejas claramente inclinadas hacia adelante muestran una posición de desafío ante lo que tiene frente a sí y que está dispuesto a atacar.

Los perretes muestran sumisión con las orejas cuando las pegan a la cabeza y las doblan hacia atrás. Además se agazapan y no muestran ni los dientes ni arrugan el hocico. Su mirada permanece baja.

LOS OJOS

comportamiento de tu perro

Un perrete relajado entrecierra los ojos de modo que parece una almendra, sin mostrar nada de blanco. Cuando un perrete se siente tenso, sus ojos pueden parecer más redondos de lo normal, mostrando blanco alrededor del ojo.

La dilatación de las pupilas es también un signo de temor o excitación, a la vez que unos ojos vidriosos, que indican que se siente amenazado, estresado o asustado.

 

– ✽ –

¿Conocías todos estos signos para entender el comportamiento de tu perro?